Puerto Vallarta, Jalisco. A 07 de Marzo del 2019

 

Cuaresma: Tiempo de Hacer
Cambios en la Vida Personal

 
 
 

Lo anterior fue señalado por Juan Luis Casillas Martínez

 
 
 

Por: Adolfo Torres Martínez

La cuaresma es un periodo en el que la población católica debe buscar realizar grandes cambios en su vida, mediante la reflexión, el silencio y la penitencia, por lo que la Iglesia Católica invita a cada uno de los fieles a preparase para la Pasión Muerte y Resurrección de Cristo.
Lo anterior fue señalado por Juan Luis Casillas Martínez, vocero de la Diócesis de Tepic, al hablar para Siempre Libres sobre el significado de la Cuaresma, periodo que inició ayer, con el llamado Miércoles de Ceniza y culminará el próximo Domingo de Resurrección.
“El silencio, la reflexión y la penitencia fortalecen nuestra voluntad y favorecen grandes cambios en nuestra vida. Ése es el sentido de la Cuaresma, a la que cada año nos invita la Iglesia para prepararnos a celebrar la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor” señaló el presbítero.
Sobre la toma de ceniza indicó que, la cruz de ceniza que el cristiano recibe en la frente manifiesta la condición débil del ser humano. Pero también es el signo externo de quien se arrepiente del pecado y decide retomar de nuevo el camino hacia Dios.
En ese sentido agregó “De ahí las fórmulas que se utilizan mientras se impone la ceniza: ^Acuérdate que polvo eres y en polvo te convertirás^, y ^Arrepiéntete y cree en el Evangelio^”.
Agregó, que la Cuaresma facilita el verdadero encuentro del creyente consigo mismo y con Dios; ya que es un tiempo propicio para abrir la puerta a cualquier necesitado y reconocer en él el rostro de Cristo.
Recordó las palabras del papa Francisco: “La Cuaresma es el tiempo propicio para renovarse en el encuentro con Cristo vivo en su Palabra, en los sacramentos y en el prójimo. El Señor ¯que en los cuarenta días que pasó en el desierto venció los engaños del tentador¯ nos muestra el camino a seguir”.
Dijo finalmente que las prácticas de penitencia están orientadas a procurar un cambio de vida social que se manifieste en la justicia, la verdad y el respeto “De ahí la invitación a esforzarse por hacer de nuestros pueblos comunidades menos violentas, más justas y solidarias, más libres y fraternas”.