Puerto Vallarta, Jalisco. A 19 de Octubre del 2017

 

Sigue el Robo de
Nidos de Tortuga

 
 
 

José Antonio González Guillen.

 
 
 

Por: Adolfo Torres Martínez

Hasta cinco nidos de tortuga son los que a diario roban gente sin conciencia en la zona comprendida entre Marina Vallarta y Boca de Tomates, debido a la falta de vigilancia por parte de las autoridades municipales y federales.
Lo anterior fue denunciado por el encargado del Campamento Tortuguero en la playa de Boca de Tomates, José Antonio González Guillen, quien indicó que ese es un problema que sucede año con año y mientras no haya una mayor vigilancia continuará.
“Se sigue dando el robo, varía a veces por día de tres a cinco nidos por día” a pesar de ello aclaró cuando se le ha solicitado apoyo a la Secretaría de Marina Armada de México (SEMAR), para coadyuvar en las labores de vigilancia, estos señalan que están realizando otras actividades.
Mientras que del municipio dijo que no se han presentado hasta la fecha “hasta ahorita los únicos que han venido son los de la Fuerza única, pero del municipio y la Marina no han venido”.
Agregó que la mayoría de los ladrones de huevos en la zona aprovechan cuando los elementos del campamento están recolectando en algún sitio distante para robar los nidos que están poco vigilados.
Dijo que la mayor parte de los ladrones de huevos son gente que conoce el lugar, por lo que están atentos a ver cuando se deja sin vigilancia alguna área para en ese momento atacar y robar, aunque saben que es un delito federal.
Además, pidió a las autoridades que en caso de realizar operativos de vigilancia lo hicieran por la zona de Marina Vallarta caminando a lo largo de la playa, ya que cuando lo hacen por Boca de Tomates, inmediatamente advierten su presencia, por lo cual los saqueadores pueden huir tranquilamente.
Dijo que otro factor de pérdida de nidos es la depredación natural de algunas otras especies como mapaches y perros callejeros, los cuales también están al acecho del arribo de las tortugas para comerse los huevos.
Agregó que la zona de influencia de dicho campamento abarca desde la desembocadura del río Ameca, hasta la zona de Marina Vallarta en el hotel Velas, la cual diariamente es recorrida por dos encargados del campamento más una serie de jóvenes practicantes de diferentes universidades de México y el extranjero.