Puerto Vallarta, Jalisco. 6 de Junio del 2019

 

MOVIMIENTO CIUDADANO
A MOVER EL BOTE

Los resultados en votos para Movimiento Ciudadano no cumplieron en la elección pasadas del 2018 con las expectativas de un partido que busca trascender a nivel nacional en el 2024. Al menos no en estas elecciones pudo perfilarse el partido naranja con grandes expectativas de tener un candidato a la Presidencias de México, con opción de triunfo. Moviente Ciudadano deberá mover más el bote para la cosecha del 2021, con el fin de elevar su votación y su candidato vaya respaldado en busca de la Presidencia de México. Y es que no se ve otro candidato a la “grande” por MC que el gobernador de Jalisco Enrique Alfaro que seguramente tendrá como rival por Morena al canciller Marcelo Ebrard quien políticamente es el más destacado y con más tablas morenista de AMLO, porque cada día se desinfla la jefa de la Ciudad de México Claudia Sheinbaun.
Enrique Alfaro es el forjador de Movimiento Ciudadano, y de hecho es en Jalisco en donde nació la fuerza renovadora del partido que ha llegado a trascender en el país, no hay quién le gane la candidatura.
En Puerto Vallarta Movimiento Ciudadano en la reelección de Arturo Dávalos Peña, tuvo un triunfo épico, volvió a la alcaldía con un gran respaldo de votos, tantos, que el único que lo superó fue Andrés Manuel López Obrador. Contrario a lo que ocurrió con otros candidatos de MC, Dávalos aumentó la cifra que obtuvo en la elección anterior.
La elección del 2021 marcará muchos rumbos, sobre todo por la presencia de Morena, que se ha convertido en el principal deseo de los políticos que “ruñeron” el hueso en sus partidos y al ver que no tienen futuro inmediato, prefieren saltar como chapulines a otros, en donde piensan que encontrarán abiertas las puertas para una candidatura.
Al dar el chapulinazo los políticos deben de evaluar la situación. En la mayoría de los partidos tienen encaminados quienes serán sus candidatos a regidores, alcaldía y diputaciones. Como que suena a chantaje de los que se van a otros partidos si no les prometen ciertas posiciones en el suyo.
Las candidaturas se ganan con presencia y con trabajo, las negociaciones siempre existen, pero hoy día con tanta competencia política, en los partidos lo que faltarán son espacios. Y me refiero a aquellos que tienen el sartén por el mango, como en Jalisco y Puerto Vallarta lo tienen Movimiento Ciudadano y Morena por López Obrador.
Para el 2021 habrá muchas sorpresas de políticos que van a chapulinear, la mayor migración será hacia Morena, cuando Andrés Manuel López Obrador busque la ratificación de mandato. Si no se cambian las leyes (podría suceder si lo aprueba la mayoría de Morena en Congreso de la Unión) en el 2014ya no parecerá en las boletas, y Morena no tendrá ese estandarte llamado López Obrador, el político que ha ganado la presidencia de un país, con el mayor número de votos en el mundo y el que cuenta con el mayor respaldo en estos momentos del 70 por ciento.
La política será un rompecabezas en las elecciones del 2021 y 2024, se verán muchos movimientos, algunos inverosímiles, de personajes que dirán adiós a sus partidos y no por cuestiones ideológicas sino por intereses políticos, son pocos los que se interesan por su comunidad, buscan el poder por lo que representa —el dinero— y no como una vía para el bienestar del pueblo.

YA VIENE LA GUARDIA NACIONAL

Dicen que no hay plazo que no se llegue, ni fecha que no se cumpla, ya viene la Guardia Nacional a Jalisco a finales del mes, y con ello se presume que hará más seguridad. Con bases en 22 municipios de Jalisco, Puerto Vallarta incluido, serán dispersados en diferentes municipios, los más de tres mil elementos que se destinan.
En números a Puerto Vallarta le podrían tocar 132 elementos de la Guardia Nacional, cuando existen cientos de policías municipales al mando de Misael López Muro, por eso la pregunta es si hará diferencia en la vigilancia. La mayoría salidos de la capacitación apenas en los últimos días de junio, se van a estrenar en Jalisco.
La pregunta de si harán diferencia en la vigilancia no es poner en tela de duda a la Guardia Nacional, ni las posibilidades que abatan la delincuencia, pero es una incógnita su funcionamiento. No se sabe qué clase de delitos van a perseguir, que clase de armas utilizarán, sus tácticas, la coordinación, su acercamiento con la ciudadanía, etc.
Me parece que 130 elementos de la Guardia Nacional harán diferencia en la seguridad, pero no se pueden echar las campanas al vuelo, hasta no verlos actuar, a no ser que su actividad esté enfocada a vigilancias especiales como delitos del fuero federal. Muy interesante será conocer el funcionamiento de la Guardia Nacional y lo más importante la conexión que tendrá con la ciudadanía.

LA DEL ESTRIBO

Semanas atrás el líder de los Senadores de Morena, Ricardo Monreal, había afirmado que en Morena había “pura gente decente y honorable”, y la mayoría lo son. Pero como en todos los partidos hay prietitos en el arroz y curiosamente las que más mal han hecho quedar a Monreal son las diputadas. Por ahí anda una que dice y hace cada barbaridad en un enfermizo afán de notoriedad. Circula en redes sociales la fotografía de la polémica senadora bajacaliforniana Lucía Trasviña portando un arma en la cintura, Monreal Minimizó la conducta de la diputada y dijo que tal vez era una pistola de plástico que compró en Tepito, pero que le caía muy bien y que la quería mucho. Es la misma diputada que en la tribuna del Congreso insultó a los diputados de oposición, les dijo “sátrapas, ratas, entrelucidos y lurios”. Chulada de doña, de armas tomar.