Puerto Vallarta, Jalisco. A 21 de Agosto del 2017
 

Dávalos y Cuevas
Alianza Consolidada

Resultó de enorme impacto político la presencia el viernes pasado en Puerto Vallarta del Presidente Municipal electo de Bahía de Banderas, Jaime Cuevas Tello. Cuevas estuvo en la ciudad para respaldar a su amigo Arturo Dávalos Peña, alcalde del puerto, en el evento político más importante del año. No, el evento más importante para el ingeniero Dávalos no es su informe de gobierno (seguramente también en esa fecha lo acompañará el doctor Jaime). Tampoco fue la mentada “Ratificación de Mandato” —esa es el próximo fin de semana—.
No, Dávalos le pidió al doctor Cuevas estar presente en el cierre de temporada de entrega de material de construcción 2017 del Gobierno que Dávalos Peña encabeza.
Juntos, Dávalos y Cuevas cargaron los bultos de cemento que simbolizan la entrega de casi 17 mil apoyos del programa “Casa Digna” a otras tantas familias de Vallarta por parte de la actual administración.
El acto simbólico lo es en muchos niveles. Desde el apoyo que Dávalos le dio a su amigo Cuevas en los momentos decisivos del proceso electoral en el lado norte del Río Ameca, hasta el apoyo que seguramente Jaime regresará a Arturo cuando el momento llegue en el proceso que está por iniciarse en Jalisco y que, en Vallarta significa que Dávalos iría por la reelección (si su partido se lo permite).
El apoyo de Jaime Cuevas es mucho más que simbólico. El doctor tiene amplios vínculos con la dirigencia nacional del PAN, el PRD y el PT (de hecho Cuevas estará, para fines prácticos, inscrito como alcalde petista de origen aunque haya ganado por una coalición la elección del primer domingo de junio pasado).
¿Y eso en que le ayuda a Dávalos? Puede ser una pregunta. Dávalos se enfrenta al escenario de una alianza entre PAN-MC y los que se sumen con lo que un aval como Cuevas Tello para que sea él quien encabece la alianza en Vallarta 2018 sería más que valioso.
La jugada de Dávalos debe ser reconocida. El ingeniero se le jugó (dicen), discretamente, con clase (como dicen que lo hizo otro alcalde —José Gómez— con el doctor Cuevas). Eso de apoyar a Cuevas lo hicieron (o habrían hecho) tanto Dávalos como Gómez por las razones indicadas (en particular porque tanto los candidatos del PRI y el MC se vendieron a la banda que encabezaban Boberto Sandoval y su fiscal detenido Veytia).
Así que ahora cuando la candidatura por la Presidencia Municipal de Puerto Vallarta trasciende la decisión local y sube hasta el ámbito nacional, la fuerza política de Cuevas le da a Dávalos un impulso que mucho necesitaba. Lo habíamos escrito, el trabajo administrativo y operativo de Arturo ha sido, sin exageraciones el mejor del siglo en Vallarta, pero en la cuestión política le habían fallado sus operadores. Ahora que el Presidente presenta a su lado a su homólogo electo en Bahía queda claro que está enfocado en el aspecto de su trabajo más importante para repetir en la nominación: La Política.

Munguía con un
Trabajo Histórico

La ciudadanía confía más en los tiradores de droga que en las y los diputados. Es triste, pero es un hecho. La actividad política y de servicio público está totalmente desacreditada. Pero sin duda, las diputadas y diputados son los peor valorados por la población. Si por el pueblo fuera el legislativo desaparecería. La valoración de las y los legisladores (en las que se inscriben senadores, diputados y regidores) es la peor para quienes forman parte de la burocracia.
Por eso llama la atención que en este distrito hemos tenido varios ejemplos de quienes rompen el molde y ejercen sus mandatos dando el extra que los inscribe en los registros con niveles de excelencia. De los tiempos que me ha tocado reportar sin duda hay que mencionar al “Orgullo de Ixtapa” Rafael González Pimienta (cuya carrera política continúa hasta ahora desde hace casi 40 años). Otro González, Villaseñor, también fincó en la diputación local su Presidencia Municipal. Un González más, Corona, fue el primer legislador vallartense en ser Presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados Federal. Salvador Cosío Gaona logró tres veces ser electo en el Distrito en los tiempos en que el PAN ganaba todo. Javier Bravo Carbajal con su labor como Legislador Federal logró la candidatura de su partido a la alcaldía y luego el triunfo electoral en el 2006. Rafa González Reséndiz le dedicó un trabajo de enorme intensidad al Distrito y únicamente quedó marginado por el enorme arrastre del llamado “Titán de Ayutla” Ramon Guerrero. Precisamente Ramón Guerrero es el otro que desde el legislativo —y su labor— (¿Cómo olvidar la entrega de material en La Lija?) se impulsó hacia la Presidencia Municipal de Puerto Vallarta.
Sí, hay de verdad ejemplos de diputados de nuestro distrito que han hecho un trabajo político excelente. Y con esas referencias se puede comparar lo que está haciendo Luis Ernesto Munguía. Pese a toda la crítica, a los señalamientos de sus tiempos como regidor, Munguía es hoy por hoy el diputado federal que más tiempo le ha dedicado al aspecto político de su cargo en mucho tiempo.
Cierto, se le critica su estilo de prometer “el puente y si no hay arroyo, el arroyo y el puente” pero ...¿Qué es la política sin la promesa como moneda de cambio?.
El político promete al elector algo a cambio de su voto. El elector promete al político su voto.
Munguía al menos, gasta cada centavo de la dieta que gana como legislador federal en mantener una red de compromisos, Casas Productivas, Organizaciones, Eventos y recorre el Distrito cada mes varias veces.
Su trabajo en Vallarta —en lo político— hace pensar que quizá el alcalde Arturo Dávalos, ahora que retomó el buen paso en ese rubro, pueda tender puentes hacia la curul del Luigi— porque hasta el momento, en la pugna por la nominación emecista por la alcaldía de Vallarta el que gana es Munguía, en cualquier escenario.
Este fin de semana, otra vez, Luis fue el estelar en eventos políticos en los que se pasa lista de operadores naranjas de primer nivel. Yo no puedo pronosticar como se definirá la candidatura de emecé a la alcaldía de Vallarta. Dante Delgado es el político más puerco y corrupto que conozco. Y habrá alianza, eso sin duda. Pero sí puedo decir que, con base en lo que he visto —y sigue haciendo— Munguía es el diputado que mejor ha trabajado políticamente su curul. Mejor incluso que el propio Ramón Guerrero.

Y el PRI... Como los
Campeones de Box

Mientras la chairada sueña (otra vez) con que el Peje ganará la Presidencia de la República, Lomelí (el de las Mochifarmacias) la Gubernatura de Jalisco y Héctor Gallegos la Presidencia Municipal de Vallarta (ninguna de las tres ilusiones se materializará). Los priistas están haciendo lo que les toca: Amarrar una candidatura sólida a la Presidencia y de ahí construir el resto. La semana pasada en la Asamblea General Nacional del PRI en Ciudad de México ya se siente al futuro candidato a la Presidencia de la República. Meade Kuribreña de 48 años, es el Secretario de Hacienda, se ha destacado por su experiencia en distintos puestos en el Gobierno, tiene la licenciatura en Economía del Instituto Tecnológico Autónomo de México, además es licenciado en Derecho por la Facultad de la UNAM y para completar es doctorado en Economía por la Universidad de Yale. Esto demuestra su capacidad y su respaldo en educación y profesionalismo.
En su carrera política tuvo el cargo de secretario de Energía en el régimen del Presidente Felipe Calderón; en ese mismo sexenio en septiembre de 2011 lo nombraron Secretario de Hacienda y Crédito Público. Ya en el gabinete del Presidente Peña Nieto lo nombró secretario de Relaciones Exteriores, importante función que ocupó desde diciembre de 2012 hasta agosto de 2015 en que fue designado secretario de Desarrollo Social. Lo poco usual: es el único secretario que estuvo en la administración de Felipe Calderón y que luego Enrique Peña Nieto lo nombró canciller de México. Fue reconocido y destacado por la revista Foreign Policy como una de las 500 personas más influyentes en el mundo. Actualmente es secretario de Hacienda y Crédito Público a partir de septiembre de 2016 en que afortunadamente substituyó a Videgaray. José Antonio Meade tiene vasta y exitosa experiencia en diferentes puestos como secretario dentro del gabinete de la Presidencia de la República en dos sexenios; lo raro es que del sexenio de Calderón que era del PAN, luego pasó al del Presidente Enrique Peña Nieto del PRI. Diferentes políticos experimentados y grupos priistas, así como expertos y observadores de la política de México y de la designación del candidato del PRI, que ahora está reforzándose y parece que cuenta con mucho más posibilidades que hace unos meses, se inclinan por José Antonio Meade por su experiencia exitosa en los cargos que ha desempeñado en dos gabinetes, el del Presidente Felipe Calderón y en varias secretarías que ha ejercido en el sexenio de Enrique Peña Nieto, además no ha recibido críticas por el trabajo que ha realizado en las diversas secretarías, sobre todo en la última Secretaría de Hacienda y Crédito Público, también tiene buena imagen; creo que sería el mejor candidato. Lo cierto es que el mientras la chairada de redes sociales lo da por muerto, el PRI se está reforzando y limpiando su camino hacia las próximas elecciones. Como en el box, al campeón hay que noquearlo. No basta con ganarle con números de las encuestas. CONTACTO: Twitter @RODRIGOAGUILERA Whatsapp: 5548994282 FACE: https://www.facebook.com/ELCUARTOPODER web http://elcu4rtopod3r.blogspot.mx