Puerto Vallarta, Jalisco. A 12 de Noviembre del 2018

 

El 23 de Noviembre Culminará
Obra del Cárcamo Aquiles Serdán

 
 
 

Se Compromete Seapal con Vecinos y Empresarios…

 
 
 

El director de Seapal Vallarta, Lic. Andrés González Palomera, hizo el compromiso con vecinos y empresarios de la colonia Emiliano Zapata, que la obra de Ampliación y Reubicación del Cárcamo Aquiles Serdán, culminará el próximo 23 de noviembre.
“Por diversos factores tuvimos un retraso; hemos trazado una ruta crítica para resolver la situación a la brevedad posible, ya que se trata de una acción sumamente necesaria en el corto plazo, para solventar en algo la redensificación que está sufriendo la zona”, agregó al respecto.
Precisó que se tiene proyectado que el miércoles 21 de noviembre se realicen las labores de entronque de la línea del cárcamo antiguo con el nuevo y dos días después, se pueda concretar esta obra.
El Gerente Operativo, Ing. Manuel Acosta Padilla, puntualizó que el retraso en la entrega se debió fundamentalmente a factores como la inestabilidad del suelo, la elevación del nivel freático y la presencia de tuberías sanitarias antiguas sin registro en el organismo.
“El proyecto contemplaba la perforación de 22 pilas, sin embargo, derivado de la inestabilidad del suelo, algunas de ellas se derribaron, lo que ocasionó trabajos adicionales que alcanzaron el equivalente a 39”, explicó.
Además, dijo que al momento que se extrajo el material del núcleo del cárcamo, la presión del agua, en suma a los factores anteriormente dichos, propició una socavación perimetral, es decir, el material que estaba por fuera se introdujo junto con grandes cantidades de agua.
“Esto derivó en más tiempo de ejecución y complicaciones que no se tenían proyectadas, lo que generó que llegara al temporal de lluvias, multiplicando las complicaciones con los arrastres de agua por ser zona baja y un incremento en el nivel freático”, agregó.
Con respecto a las tuberías no detectadas, señaló que su presencia generó maniobras adicionales para canalizar a ciertos ductos el flujo y hacer una sola llegada al cárcamo antiguo; “esto en su momento nos permitió liberar de obstáculos al área en la que se iba a trabajar”.
Aclaró que estos contratiempos no redundaron en incrementos económicos al contrato original, sin embargo, se aprovechó dar una solución integral y realizar la construcción de un subcolector de 50 metros lineales y 24 pulgadas de diámetro, con lo que se evitará en un futuro volver a entrar a realizar una obra con este tema.