Puerto Vallarta, Jalisco. A 5 de Junio del 2019
 

Penoso Estado de Letras de
Bienvenida al Ingreso de PV

 
 
 

De nueva cuenta el letrero de bienvenida a Puerto Vallarta

 
 
 

Por: Adolfo Torres Martínez

De nueva cuenta el letrero de bienvenida a Puerto Vallarta se encuentra en pésimas condiciones estructurales, ya que varias de las letras que lo componen se encuentran dañadas, algunas sin una buena parte de su área trasera destrozadas.
Lo anterior, se pudo corroborar durante un recorrido realizado por Siempre Libres, a la zona en que se encuentra el letrero de bienvenida, justo a la entrada del municipio por la carretera federal 200, en la delegación de Las Juntas.
Durante la caminata por el sitio, fue notorio el grado de deterioro que presentan la serie de estructuras del conjunto de letras que forman la palabra Puerto Vallarta y que en el 2015 se decidiera adornarlas con mosaicos multicolores.
Cabe señalar que en los pocos años que tiene la obra ha tenido que ser restaurada por lo menos en dos ocasiones distintas, debido a la falta de vigilancia en el sitio por parte de las autoridades municipales.
Al respecto, la directora de la Zona Costa de la Secretaría de Turismo, Susana Rodríguez, manifestó que el mantenimiento del lugar no le cuesta al erario público, sino que este es absorbido en su totalidad por la iniciativa privada, la cual se hace cargo de las reparaciones del sitio.
Agregó que debe haber más vigilancia; aunque aclaró que sería imposible tener un policía de guardia en el sitio, por lo que instó también a los ciudadanos a mantener el lugar y no subirse a las estructuras, para así evitar su deterioro.
Cabe recordar que el entonces director del Turismo, Oscar Pérez, en el 2015 encargó a la artista plástica, Natasha Moraga los trabajos de remozamiento del letrero, el cual pretende ser muy parecido a los realizados por la misma creadora en el jardín de Niños Emiliano Zapata y en una barda contigua al Colegio Americano.
La obra fue fuertemente polemizada, debido a que en su momento Oscar Pérez anunció que los trabajos quedarían terminados al final de la administración pasada; sin embargo, once meses después la obra seguía con los trabajos de remozamiento y fue hasta diciembre de 2106 que se entregó finalmente.