Puerto Vallarta, Jalisco. A 18 de Mayo del 2019

 

“Quiler Cuin” se Posiciona
a Diez Años de su Creación

 
 
 

Participará en el Congreso de Artes Escénicas en Guadalajara

 
 
 

Por la Redacción

Originalmente escrita con el nombre de Killer Queen, esta obra escrita por Alberto Sosa fue estrenada en el Teatro Julio Castillo del Instituto Nacional de Bellas Artes, en la Ciudad de México y se presentó en el marco del Centenario de la fundación de Puerto Vallarta, en el municipio que la vio nacer.

Los que estuvimos presentes esa función que prácticamente llenó el Teatro Vallarta, presenciamos un espectáculo que divirtió, conmovió y nos hizo cantar los temas del grupo Queen; sin embargo, jamás imaginamos que tuvieron que pasar más de diez años para que llegara a los escenarios por primera vez.

La obra vio la luz como finalista del Premio Nacional de Dramaturgia Joven Gerardo Mancebo Del Castillo, en 2007, cuando se quedó muy cerca de obtener dicho galardón, como lo menciona Rodrigo Johnson, en el prólogo del libro Teatro de la Gruta VII:

“Está entre el Parking y Killer Queen Las dos parten de una relación de pareja… Las dos parten de soledades encontradas. Las dos nos atañen. Nos conmueven y son escenificables. La posibilidad de empate fue descartada y ganó Parking Place.”

Más adelante expone lo siguiente:

“Killer Queen: a este segundo primer lugar le auguro muchas escenificaciones. De entrada, me apunto para realizar la primera. Economía de recursos y en una primera apariencia, también de lenguaje. Humor terrible y juegos de desapego. La soledad absoluta de personajes que pretenden importarse el uno al otro. Una pareja que se va degradando con la gran metáfora de las Kuinas, bicho terrible, que con una apariencia de catarina resulta ser una “desgarrapatas” que devora e infecta a sus víctimas. La Playa paradisiaca, el resort turístico que nunca vemos, como telón de fondo. Contrastando, un departamento sin amueblar al que no llega siquiera la brisa del mar.”

Uno de los creadores más respetados del medio teatral actual, y director de la prestigiada Casa Azul, escuela de formación de la productora Argos, Ignacio Flores de la Lama, se refiere a la construcción de los diálogos de la obra en este texto:

“En el mundo de la dramaturgia y el guionismo el buen dialogar no es un tema menor, de hecho, es fundamental en la necesaria progresión del discurso. La narrativa eficaz del drama se apoyará por supuesto en la articulación virtuosa del tema, la trama y los personajes. Sin embargo para que ello suceda, siempre habrá de fluir en las venas de la narrativa, en esos canales donde transita el lenguaje; palabras que dejan de serlo para convertirse en la voz de los hablantes, palabras que ahora son impulso, son pensamiento, son emoción, son necesidad de existir.

En materia de drama, encontrar la palabra fluida –que en realidad es expresión artística de la vida- encarnada en el diálogo, es de celebrarse y la Killer Quinn de Alberto Sola pertenece a este selecto grupo.

Quizá otros componentes de la estructura dramática como: el tema, la evolución de la anécdota y de aquellos en quienes recae la acción (ese constructo mental al que nos gusta llamar personajes) merecerían una revisión aparte, pero hoy no es el día. Hoy me centro en el hallazgo de un dialoguista fluido y divertido. Un dramaturgo que –y podría pensarse que es más que obvio, pero no es así- sabe dialogar.

El texto de Sosa parece ser una estupenda partitura vocal para actores, solo queda probar esta eficacia en la escena; el único y verdadero lugar para encarnar la ficción y para hacer el viaje al interior de la condición humana.”

Pero más allá del texto escrito, esta obra ha sido parte importante en el proceso formativo para múltiples generaciones de directores escénicos egresados de nuestra máxima casa de estudios, la Universidad Nacional Autónoma de México y otros espacios. Precisamente Enrique Saavedra, hoy en día periodista de teatro, comenta:

“Yo dirigí la segunda parte de la obra para un taller de dirección Alejandro Ainslie. Por eso le guardo mucho cariño a la obra.”

Y no sólo eso, al enterarse de su estreno, expresó en su cuenta de twitter uno de los comentarios más contundentes respecto a un texto teatral en la literatura contemporánea:

“Ppppfff… de los mejores textos mexicanos del nuevo siglo. Conciso, sórdido, hermoso y de una musical ironía. Qué gusto me va a dar verla al fin en un montaje profesional en la CDMX.”

Por lo pronto, el panorama para esta obra es promisorio, tras haber sido elegida por parte de la Secretaría de Cultura del Estado para ser promovida en el Congreso de la Sociedad Internacional de Artes Escénicas del 27 al 31 de mayo próximo en Guadalajara, tiene grandes posibilidades de entrar a una etapa de internacionalización, ya que además del espectáculo escénico que visualmente es muy atractivo, cuenta con un sustento literario potente que conmueve e impacta en escena.