Puerto Vallarta, Jalisco. A 16 de Marzo del 2019

 

Trailero Volvió a Nacer

 
 
 

Por falta de precaución y el exceso de velocidad

 
 
 

Por Juan Manuel Cervantes.

Por falta de precaución y el exceso de velocidad, el pasado jueves por la noche en la carretera federal 200 cerca del crucero de La Cruz de Huanacaxtle Nayarit, el conductor de un tráiler volvió a nacer al chocar por alcance a un torton y desbaratar la cabina, autoridades municipales atendieron los hechos que no pasaron a mayores.
Los hechos fueron registrados de norte a sur antes de llegar a la base de la Policía Federal, en donde quedó un tráiler cabina blanca caja gris con placas federales de servicio público, que era conducido por un joven como de 30 años de edad, que llegaba a esta zona desde Tepic, para surtir a una marca de autoservicios de Bahía.
También estaba en dicho lugar, un tracto camión tipo torton con cabina blanca y caja gris con placas de servicio público federal, que era tripulada por dos jóvenes que como carga traían, más de 360 cajas con 10 bolsas cada una de dos litros de leche Liconsa, la cual iban a repartir en la zona de Bahía de Banderas y de Puerto Vallarta.
Sobre cómo sucedieron los hechos, trascendió extraoficialmente en el sitio de los mismos, que el conductor del tráiler iba a una velocidad considerable, por lo que al salir de los dos carriles para entrar a la de cuatro carriles, perdió el control del tráiler y se impactó de lleno por alcance contra el torton que estaba en área de acotamiento.
Tras el brutal impacto, se reportaron los hechos a las autoridades municipales, por lo que llegaron en minutos, elementos de Tránsito y Protección Civil Municipal, para atender los hechos y dar los auxilios pre hospitalarios, no solo al chofer del tráiler, sino también a los del torton, para verificar si estaban lesionados y necesitaban algo.
Finalmente, tras eliminar riesgos y revisar a los involucrados, ninguno de los que participaron en el accidente ameritó el traslado al hospital, por lo que se abocaron a dar atención al trámite vial, solicitando la presencia del ajustador vehicular y también de dos grúas, una de las cuales se llevarían las autopartes que se dañaron y el tráiler al corralón, mientras que respondían por los daños, el arrastre y el pago del corralón.