Puerto Vallarta, Jalisco. A 14 de Septiembre del 2017

 

RECLAMAN GUÍAS DE TURISTAS QUE NO SON TOMADOS EN CUENTA

La vieja guardia de los Guías de Turistas, se reunieron en un desayuno al que invitaron a sus colegas con el fin de hacerles partícipes de sus inquietudes, una de ellas que como miembros de ese sector que le dio vida al turismo en Puerto Vallarta, cada año celebren el Día Mundial del Turismo, al mismo tiempo que reclamaron que se le dieron reconocimientos a personajes que contribuyeron con su esfuerzo al impulso del turismo, y que, sin embargo, se olvidaron de ellos, los Guías de Turistas pioneros en esta actividad. Algunos ya fallecidos, otros enfermos que ya no pueden ejercer su profesión.
En el desayuno efectuado en el Hotel Rosita se dieron cita alrededor de 35 guías de turistas entre invitados y de la vieja guardia, ante los que hicieron uso de la palabra varios de los que vivieron la época dorada del turismo pero que también tuvieron que pasar malos tiempos, cuando había poca afluencia de turismo.
Algunos de la vieja guardia recordaron anécdotas, vivencias personales, pero todos con un solo propósito: el de transmitirles a las nuevas generaciones lo que vivieron y para que organizados tengan más presencia, y no les pase a los que dieron su vida, su esfuerzo y no fueron tomados en cuenta por las autoridades que reconocieron a otros personajes de la vida turística y lastimosamente a ellos nadie los tomó en cuenta dentro de esos reconocimientos.
Se vivió un bonito momento para cerrar el evento, cuando Felipe Espinosa Trujillo, uno de los fundadores del sindicato de guía de turistas, y varios compañeros suyos entonaron el Himno del Guía de Turista, obra del insigne compositor vallartense don Blas Silva, QEPD, lo ejecutaron muy bien, bien acoplados, y recibieron el aplauso.
HISTORIA, ANÉCDOTAS Y RECLAMOS

Uno de los reclamos vino de don Luis Gutiérrez, quien dijo que “nosotros los guías de turistas somos los embajadores de México, somos los primeros que recibimos al turista en el aeropuerto, andamos con él, y es de nuestra parte hacer que el turista regrese, hemos iniciado muchos negocios, hemos hecho ricas a muchas personas de Puerto Vallarta y nunca tenemos absolutamente nada”.
Recordó que es parte de la primera generación de guías de turistas, que estudiaron en la Escuela Ford, en la Colonia Emiliano Zapata y cuyo padrino fue Máximo Cornejo, QEPD. Don Luis al igual que varios de sus compañeros, reprochó la falta de espacios en el pueblo, para estacionar sus unidades cuando andan haciendo sus recorridos turísticos, y tienen necesidad de estacionarlas porque llevan personas discapacitadas, y los llevan a la plaza, la iglesia, al Palacio Municipal.
Del anecdotario, don Luis recordó una de Oscar Mancha, que cuando llevaban turistas a Chicos Paradise, en una piedra grande que está en el centro del río, subían a los turistas para asar la carne, y ahí comían, porque no había restaurantes, y que a raíz de eso nació Chicos Paradise. “Pasó Chico Pérez, QEPD, y le dijo a Oscar que por qué estaban haciendo eso para darles de comer a los turistas, aquí voy a poner un restaurant”, dijo y lo cumplió.
Por su parte Pedro González, conocido popularmente entre los guías, como “El Guacho”, comentó que fue el fundador del Sindicato de Guías de Turistas de la CTM, con el apoyo de don Rafael Yerena Zambrano, pormenorizó lo hecho durante su gestión “Todo a favor del guía de turista”.
Destacó que apoyado por la CTM y don Rafael Yerena, tuvo la oportunidad de representar a Puerto Vallarta en Tapachula, Guaymas y Puerto Escondido, donde fue a formar guías de turistas y a organizar los recorridos turísticos. De la misma forma estuvo con el mismo fin en Talpa y Mascota. “Esa es mi presentación, dijo, se ha hecho lo suficiente para que el guía de turistas tenga un lugar, y si estamos molestos porque no se le reconoce el trabajo al gremio de los guías de turistas, no queremos reconocimientos individuales, pero sí a nivel grupal”.

OSCAR LUCIO MANCHA

Su oficio original era de cantante y maestro de ceremonias, por eso se sentía nervioso cuando asumió la carrera de guía de turista. El único tour que había era un recorrido en barco a Yelapa, y Oscar Lucio escuchaba al señor Medina, quien hablaba en el recorrido y le cautivaba escucharle, por lo que le gustó “el asuntito de hacerme guía de turista”. Sin embargo, como no tenía credencial de guía, era acosado constantemente por los inspectores de la Secretaría de Turismo, y envidiaba a los precursores como Pepe Carla, Tony Boloni, que contaban con ella.
“Entonces se nos dice ahora que estamos celebrando el Día del Turismo con mucha algarabía, en un lugar bellísimo, con mucha pompa como deben de hacerse las cosas, y resulta que en el tema de los prestadores de servicios turísticos, y que la autoridad turística debe de saberlo, que existe el guía de turista, y que no tienen disculpa por haberlo eliminado de ese evento, pero que les agradezco que no lo hayan hecho, porque me llaman a mí para darme un documento al ego, me dan un “guayabazo” y no hubiera tenido la oportunidad de estar ahorita con ustedes”.
Hicieron uso de la palabra otros históricos miembros de la familia de guías de turistas, como Porfirio Godínez, ya retirado.