Puerto Vallarta, Jalisco. A 5 de Abril del 2019
 

Toda una Vida de Trabajo
Hecha Cenizas en Instantes

 
 
 

Sergio Arturo Palacios.

 
 
 

Por: Adolfo Torres Martínez

Cuando el pasado domingo, el señor Sergio Arturo Palacios Portillo salió de su domicilio a trabajar, no pensó que al regresar a su hogar se encontrará la casa que habitó por más de 20 años hecha cenizas, tras un voraz incendio que lo destruyo todo.
Hoy el hombre quien vivía en la casa que compartió con su madre hasta que esta murió hace cuatro años contempla como de todo lo que con esfuerzo y trabajo había conseguido, sólo quedan algunas paredes, las cuales tendrán que ser demolidas, debido al mal estado en que quedaron tras la conflagración.
Hoy Palacio Portillo pide a la gente de buen corazón ayuda, con lo que se pueda, ropa, utensilios de cocina o algún aparato para poder seguir adelante, aunque dijo que confía en Dios para poco a poco recuperar lo que se perdió.
Pues en el amor de Cristo que con lo que tuviera, si tienes si tienes un mueblecito, si tienes una televisión que más o menos se vea porque ahorita yo no estoy pidiendo muchas cosas, lo que sea su voluntad y qué Dios los bendiga, cualquier cosa que venga es buena la bendición”.
Recordó como fue que se enteró el domingo pasado, que al patrimonio que con mucho trabajo había logrado juntar, se había perdido entre la fuerza de las llamas, las cuales dijo destruyeron los muebles, pero no su voluntad de seguir adelante.
“A las nueve de la mañana me preparaba para irme a trabajar, común y corriente, me levanté, me fui a trabajar al tianguis de Mojoneras, donde vendo tejuino, a las doce del día resulta que me dijeron unos compañeros, Sergio se está quemando tu casa, no es broma a los diez minutos llega una vecina y me dice güero quiero que te relajes, pero tú casa está quemando”.
Señaló, que hasta ese momento, todavía pensaba que lo estaban bromeando, pero todo era cierto, por lo que se dirigió hasta su lo que fuera su vivienda en la colina Campestre San Nicolás, muy cerca del panteón Progreso, al verla se dio cuenta como había perdido prácticamente todo su patrimonio.
“Vi todo destrozado, se me vino un dolor en mi corazón, porque son veinte años, una casa humilde, pero terminada, me dio tristeza, pues porque con tanto sacrificio; se me quemó todo, no tengo nada, tenía mi plasma, tenía el modem internet, sí salía para pagar el internet y quedó totalmente todo desecho”.
Agregó que el fuego alcanzó a los vecinos de atrás y a la de lado se le quemaron unos polines, aunque los mayores daños fueron en lo que fuera su casa, ya que quedó inservible.
Habló de la falta de humanidad de la Coordinación Municipal de Protección Civil, ya que, para poder entregar el resultado del peritaje, le exigían que pagara el costo del documento, cuando todo su patrimonio se había perdido.
“Fui a Protección Civil y se me hace increíble, porque al momento de que le pido que me dé el peritaje me están cobrando ellos mil pesos y se me hace imposible, vengo porque no tengo dinero, dice -no es que se ocupa pagar- eso entonces es increíble-.
El hombre mencionó que quien quiera apoyarlo en económico o en especie se puede comunicar directamente con él, al teléfono celular 322 228 6108, con el señor Sergio Arturo Palacios Portillo.