Puerto Vallarta, Jalisco. A 18 de Septiembre del 2020

 

Presenta Gobernador Ruta Para
Regreso a Clases Presenciales

 
 
 

El modelo a aplicar, que consta de 3 etapas

 
 
 

El Gobernador del Estado de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, presentó este jueves la Ruta para el Regreso a la Presencialidad de las actividades académicas en Jalisco, la cual define las formas, protocolos y condiciones para que alumnos de educación preescolar, primaria, secundaria y media superior puedan retomar sus clases presenciales de manera gradual y segura, una vez que las condiciones epidémicas lo permitan.
El modelo a aplicar, que consta de 3 etapas, fue avalado por la Mesa de Salud, la Mesa de Educación y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), y contempla desde medidas sanitarias, capacidad de alumnos que irán a las escuelas y restricciones para la comunidad estudiantil y docente en instituciones públicas y privadas, con el objetivo de reducir al máximo el riesgo de contagios de COVID-19.
“En resumen, estamos preparados, tenemos una metodología aprobada, las condiciones en Jalisco van avanzando para poder pensar en el inicio de este proceso, esperamos que pronto. No hay fecha de regreso a la presencialidad todavía, pero está definido el modelo para que cuando este se dé, sea con el menor nivel de riesgo posible”, detalló el mandatario.
Añadió que si los estudiantes esperarán dos años para retornar a sus clases presenciales, como estima la Organización Mundial de la Salud para la existencia de una vacuna, el desarrollo y aprendizaje de los alumnos se vería afectado de manera grave. Además, dijo que conforme a los análisis de datos, personas de 15 años o menos pertenecen al grupo con menor probabilidad de tener síntomas agravados de coronavirus, lo que da pauta a visualizar el regreso a las escuelas. De acuerdo con las cifras oficiales. El 1.5% (944) de los casos registrados en Jalisco se presentó en el grupo de 0 a 15 años de edad, 71 de ellos menores de un año.
Sin embargo, Alfaro Ramírez aclaró que se tiene un mecanismo de reacción inmediata en caso de que ocurra el contagio en algún alumno o alumna, que tratan de suspender clases por grupo o plantel escolar, de acuerdo con la determinación de las autoridades sanitarias y escolares.
Para cuidar la salud de los maestros, se hará una evaluación médica a los docentes por parte del IMSS antes de acudir al plantel escolar y así determinar de manera individual si están en condiciones de asistir a impartir sus clases o no.
Ya en las aulas, los estudiantes y docentes deberán usar su cubrebocas en todo momento, habrá espacios de receso únicamente para limpiar y sanitizar las áreas utilizadas, se restringe el consumo de alimentos, y las jornadas de clases serán reducidas.
Finalmente, el Gobernador pidió la colaboración total de los padres de familia para que en caso de que su hijo o hija presenten algún síntoma de COVID-19, no los envíe a los planteles.
Por su parte, el secretario de Educación, Juan Carlos Flores Miramontes explicó que es necesaria la colaboración de todos para que la estrategia que hoy se plantea, se pueda transformar rápidamente en capacitación y en adiestramiento no sólo para el equipo del sistema educativo docente y directivo, sino para madres, padres y tutores, y por supuesto para los estudiantes.
“La etapa 2, que hemos denominado el inicio a la presencialidad, consiste en asesorías y seguimiento académico a cada uno de los estudiantes. Acudiendo, la mitad del grupo, 4 días a la semana, la otra mitad del grupo acude otros 4 días de la siguiente semana. Lo que significa que cada 15 días se va a estar atendiendo al 100 por ciento de toda la población educativa”.
Resaltó que los maestros tendrán receso los viernes, de tal manera que puedan preparar su estrategia educativa, además que (en consenso con los líderes sindicales en la entidad) se determinó que mientras estén atendiendo la segunda etapa, el trabajo en línea, es decir las asesorías en plataforma, dejan de ser obligatorias.
Por su parte, Anna Bárbara Casillas, Coordinadora General Estratégica de Desarrollo Social resaltó que la vigilancia epidémica será esencial para poder tener fechas propuestas para el regreso a clases presenciales, y esto dependerá de indicadores que ya se han venido implementando para la toma de decisiones como es la tasa de incidencia, ocupación hospitalaria, tasa de mortalidad, de positividad.
Aclaró que esta tarea se facilita con la realización de pruebas para detección de COVID-19.
Bárbara Casillas agregó que la epidemia en el estado está en una fase de estabilización, con una discreta disminución de la tasa de incidencia y el número de casos activos.
El Estado de Jalisco cuenta con un sistema de vigilancia fortalecido con la estrategia Radar Jalisco, que permite el incremento del número de casos identificados, realizando casi tres veces más pruebas que las realizadas a través del sistema centinela (SISVER). En total, se han realizado 202 mil 402 pruebas; 57, 220 a través de SISVER; se tienen 61,805 (23,743 SISVER) casos acumulados y 2,874 defunciones.
Alfonso Pompa Padilla, Secretario de Innovación, Ciencia y Tecnología, refirió que los planteles de educación media superior e instituciones de educación tecnológica seguirán la aplicación de este modelo con todo y sus fases, protocolos, acciones preventivas y restrictivas.
De las 3 etapas que contempla la Ruta para Regreso a la Presencialidad, la primera ya está en proceso con la implementación de clases a distancia.
En la segunda se establece que en caso de activarse las clases presenciales acudirían a las aulas el 50 por ciento de alumnos de cada grupo, y el resto del grupo se quedaría en casa con tareas proporcionadas por los profesores. En esta etapa, las horas de clase por nivel escolar serán reducidas: 2.5 horas para alumnos de preescolar, 3 horas para alumnos de primarias y 4 horas para alumnos de secundaria.
La tercera etapa contempla horarios más extendidos de clases presenciales en todos los niveles, la realización de actividades deportivas, artísticas o culturales, o bien la impartición de materias extracurriculares.
En caso de activarse el Botón de Emergencia, se suspenderían nuevamente las clases presenciales.