Puerto Vallarta, Jalisco. A 16 de Diciembre del 2017

 

API: Imperio de la Ilegalidad

 
 
 
Lo anterior, aunque la directiva de la Administración Portuaria Integral (API)

 
 
 

Por: Adolfo torres Martínez

Tras varios meses de estar operando en la Terminal Marítima de esta ciudad de Puerto Vallarta prácticamente sin ninguna restricción, este fin de semana se decidió realizó una reunión entre diversas autoridades para saber quien autorizó a la empresa Viva Tequila Tour a operar en dicho lugar, sin contar para ello con un permiso federal.
Lo anterior, aunque la directiva de la Administración Portuaria Integral (API) han venido señalando que en dicho lugar sólo se permite trabajar a quien cuenta con todos los permisos en orden; sin embargo, nadie volteó a ver a dicho transporte el cual sólo circula con permiso estatal.
Y es que todo lo concerniente a la API es de carácter federal, por lo que cualquier prestador de servicios que ingrese al sitio debe contar con un permiso o licencia otorgada por la federación para trabajar.
En ese sentido, la Subdirección de Vialidad Municipal reconoció que alguno de los vehículos de dicho tour incluso circulan sin placas estatales, pero que se le toleró el trabajo para no afectar al turismo.
No obstante todo lo anterior, la empresa que administra la Terminal Marítima permitió que la compañía turística operara libremente en sus instalaciones a pesar de que a empresas como Uber no se les permute trabajar en el sitio por no contar con placas federales.
Del mismo modo, Vialidad Municipal permitió que algunos de sus vehículos circularán sin placas por el municipio, con tal de “no afectar el turismo”, sin embargo a los vehículos particulares que transitan sin dicho requerimiento, inmediatamente les levantan una infracción.
En ese sentido, directivos de API han venido señalando que para poder operar en el sitio se tienen que tener todos los permisos federales en regla, de lo contrario podrían hacerse acreedores a sanciones como ya han sido multados algunos choferes de Uber
De igual manera, cabe recordar, que hace unos meses el director de este medio informativo, Héctor Colín fue retenido por personal de seguridad de API y puesto a disposición de Aeronáutica Civil, por estar operando un dron muy cerca de las instalaciones, esto a pesar de que no existe una sola Ley en este momento en México que impida el vuelo de los aparatos.
Lo anterior basado en una circular, que no una Ley, en la que se da algunas recomendaciones de los lugares en que pueden ser operados los drones.